Comunidad y Testimonios

México, Bogotá, Estados Unidos y Nueva Zelanda.

          “Yo me voy muy contenta y satisfecha. Más clara y segura de quién soy y lo que vengo a hacer. Siento que también la energía del grupo, la diversidad en cada persona y los cambios que han tenido, me han impactado. Me voy con un corazón muy abierto y aceptando las cosas como son. He tenido unos cambios enormes. Antes oscilaba entre estar súper bien y estar súper mal; y ahora ya no caigo bajo y vuelvo  a subir. Eso es algo que ni siquiera la meditación me había dado. Me voy muy agradecida contigo y con todos los regalos que nos has dado; y sé que va a hacer para beneficio de mi familia y del mundo”.

          “Yo me siento muy bien, creo que la canalización no es un evento esporádico que se practica de manera asilada, sino que uno debería vivir conectado con la luz, con los seres de luz. Entonces me voy con ese aprendizaje y estoy dispuesto a estar conectado permanentemente, a practicar para hacerlo mejor e integrarlo a mi vida”.

          “Yo estoy gratamente sorprendido. El poder vincularme y sentir la presencia del Arcángel Miguel y de los otros Arcángeles, es un gozo precioso. Y también siento un reencuentro con mi compromiso en este bendito mundo. El sentir con la intensidad con que experimenté al Padre y a la Madre, me llenó de un gozo que todavía lo siento en mi corazón. También el convivir con todos ustedes, ha llenado mi corazón no sólo con alegría, sino con esperanza, porque me sentía como un quijote en la llanura, un lobo estepario. Y saber que hay más hermanos con los que podemos compartir este camino, es precioso y preciado. Gracias por su entrega Malena y Claudia. Dios las bendiga siempre”.

          “Yo me voy muy agradecida Male y Claudia. Muchísimas gracias. Así mismo, siento gratitud con el grupo, porque esto es claramente un trabajo colectivo. Pero también creo que mi mayor aprendizaje es que es un trabajo con uno mismo. Porque tú eres el responsable de tu camino y de tu compromiso con la luz. Y todas las respuestas siempre apuntan a que tu conciencia y tu decisión son  claves si quieres realmente seguir en la luz victoriosa”.

          “Gracias Malena y Mariana. Ya les dije anteriormente que en el primer módulo volví a nacer. Yo nací el 31 de octubre del 2010, así lo siento. Me voy muy agradecida por el trabajo que tenemos como seres individuales, porque ahora sé que yo estoy conectada con todo el universo y que soy parte de él. Y que este trabajo que estoy iniciando es un compromiso de luz, para la luz y con toda la luz de los seres humanos, porque todos somos luz. Veo en cada persona únicamente la luz, no la edad, ni el cuerpo, ni el color o la estatura. No hay barreras, somos luz. ¡Gracias!”

          “La verdad es que mi experiencia en estos tres meses fue absolutamente manifiesta     en el amor, en la gratitud y la alabanza. Yo me siento bendecida ¡de verdad! Fue un regalo extraordinario que marcó una pauta determinante y absoluta en mi vida. Es un aprendizaje de certeza, de sentir la verdad en el corazón, la expansión. El amor que siento permanentemente, ahora lo arraigo más en mí, es espectacular. Doy gracias  a Dios, a la vida, a la Tierra a los ángeles, a los arcángeles a Male, a Clau dia y a todos ustedes. A cada uno desde mi ser, toda mi luz y mi mudra rafaeleano con todo mi amor”.

          “Me reencontré con el gozo y la felicidad. Venia triste y muy bajita de ánimo. Esto me hizo recordar quiénes somos, quién soy, que no estamos solos, que recordando esa fuerza y esa energía que poseemos, a través de esos seres de luz, somos invencibles”.

          “También soy consciente que esta tarea apenas comienza; y que hay que trabajar mucho. Hay que tener mucha disposición y mucha intención y que ese es mi compromiso: seguir no solamente de palabra sino hacerlo. Voy a seguir ese camino que sé ahora que es el mío y gracias a todos”.

          “Me siento como cuando a uno lo meten a  una lavadora, le dan varias vueltas, sale nuevamente y se da cuenta que el algodón es algodón y que reconoció exactamente qué tipo de prenda era y para qué ha servido. Fuertísimo, estoy muy impactada y con  total decisión. Comparto lo que dice Felipe, que no hay que tenerle miedo a la luz. Hay que soltar eso que nos ata, seguir adelante porque  esto es muy bello. Se encuentran personas hermosísimas y son espacios para compartir y ayudarnos a seguir adelante; no tiene precio alguno estoy conmovida. Gracias a Claudia a Malena, a Dios, a los ángeles, a todos ustedes por esta gran oportunidad. Y espero que sigamos juntos en este plan divino. Estamos juntos, porque ninguno está aquí por casualidad. El ejemplo claro es que me llegó este folleto y dije ¿qué locura  es esto? Y aquí estoy, dando  testimonio de que nuestros caminos están en la luz y que para allá vamos todos”.


           “Cuando llegue al curso nunca me imaginé que canalizar fuera algo tan mágico y en tanta luz, definitivamente el proceso de sanación y purificación que tuvimos al principio era necesario…! y gracias a la sabiduría y al infinito amor que proyectaron las facilitadoras, Male y Clau, tuve procesos maravillosos donde me encontré conmigo misma y donde pude compartir con el grupo de canalizadores momentos indescriptibles de apoyo, paz y amor. Es increíble la energía del grupo y el buen manejo que siempre lideraron Male y Clau, se podía sentir como circulaba el poder de esas altas vibraciones que nos estuvieron llevando al camino final de conexión a la luz desde el corazón y con plena conciencia de la iniciación de este camino de luz, que ahora entiendo, nos esperaba a todos. Lo que más me impacto es el apoyo individual que cada uno tuvo para sanar un montón de enredos y llegar por fin al objetivo final, reconocernos como trabajadores de luz con las herramientas necesarias para apoyar los procesos de la humanidad desde los más altos niveles de sabiduría. Desde mi corazón le agradezco a todos los que estuvieron en este taller porque ahora estoy más consiente de quien soy y como puedo servir mejor a las personas que me pone Dios en mi camino y por supuesto… a mí misma”. Un abrazo, Maria Ximena de la Torre Anaya

          “Quiero empezar dando gracias a los ángeles y seres de luz que me levantaron ese día de locha y me guiaron hacia el computador para buscar algo (que no sabia que era) y encontrar Berkana Healing Center, formado por estas maravillosas personas y trabajadoras de luz que son Male y Clau. Realmente esta formación fue una experiencia única en la cual uno quiere llegar a aprender simplemente a canalizar y a contactar con los seres de luz, y resultó en un despertar interior hermosisimo contactando no solo con estos maravillosos seres, sino con las bellas personas que están en el mismo proceso tanto guiando como dejándose guiar y sentir (lo cual es una de las cosas más importantes que aprendimos) y con el ser interior que nos habita pero que olvidamos que esta ahí. Fue maravilloso entender que aunque existan diferencias en las formas de pensar y sentir de esos que te rodean, son seres que aportan enormemente en el desarrollo espiritual y es muy bonito ver la unidad y la fuerza que se genera en grupo.”

          “Podría hablar de millones de cosas que me pasaron y que experimenté, pero no hay nada como dejárselo sentir en el interior y darse la oportunidad de tomar este proceso tan hermoso, maravilloso y profundo. Bienvenidos sean todos a esta experiencia irrepetible y ojala sus corazones los guíen hacia este camino de encuentro con la luz y el amor.” Santiago Arjona

          “Para mi este curso fue un cambio de vida. Llegué siendo una Juanita con la que me “acomodé” muchos años, y al finalizar el entrenamiento logré reconectarme y descubrir nuevamente mi esencia, mi verdadero Ser. Gracias a Clau Ramos por haberme hecho caer en cuenta que yo habìa muerto con mi madre hace 7 años; hoy puedo decirles que volví a nacer!Realmente, estoy muy agradecida con Dios y con el Universo por haberme puesto en este camino de Amor y de Luz, pero también por haberme mostrado cómo re-conectarme con mi corazón y con los hermanos de Luz tanto humanos como guías y seres  de Luz. Yo llegué muy ansiosa de aprender cómo canalizar a los arcángeles y guías de Luz, pero finalmente aprendí cómo canalizar a los arcàngeles, guías de Luz y al corazòn de Juanita. En el proceso comprendí que era más importante conocer mi corazón, el Amor del Padre y de mis hermanos porque así es màs fàcil comunicarse con ellos, que igualmente siempre nos hablan desde el corazón, pero a veces nosotros nos limitamos a escuchar.”

          “Le aconsejo a TODO el mundo hacer este entrenamiento, porque al mirarme en el espejo veo otra mirada, otra expresión de mi alma, veo y siento còmo el Amor de mi Padre se manifiesta a través de mi; esto es una sensaciòn INCREIBLE y magnífica porque realmente sé que màs de uno vuelve a nacer!”

          “Gracias a Clau y a Male por llevarme de la mano con Amor por este camino, sé que puedo contar con ustedes como guías de Luz en esta Tierra; gracias a mis compañeros de camino por haber compartido esta experiencia conmigo, por dejarme verlos brillar y expandir su Luz, gracias a Santiago por abrazarme durante este despertar y ser mi compañero de misión.”

          “Gracias a mi madre por haberme enseñado a abrir mi corazón y darme el permiso de sentir dolor para comprender que la muerte no es el final del camino. Gracias al Padre por colmarme de bendiciones y permitirme ser una herramienta de servicio para los demás seres de este mundo.” Juantia Jaramillo (Bogotá)

          “Para mí aporto crecimiento a nivel personal y el compartir con compañeros cada instante ha sido muy bello. Este es solo el comienzo de un proceso y pienso que la vida me depara muchos regalos en compañía de los seres de Luz ,  he recibido consejos llenos de amor para lograr un apertura de mí  corazón y ganar confianza para poder cumplir mí misión como sanador con las manos . Mí corazón se siente muy feliz y agradecido con la Madre María , los Arcángeles  con  Male y Claudía como guías de Luz”. Lusi Alberto Celys.

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppShare

Comments are closed.